martes, 28 de julio de 2015

Perra Pop Presenta: Chax


La madurez significa recuperar aquella seriedad que de niños teníamos al jugar.
-Friedrich Nietzsche, Más allá del bien y del mal, 1886

Tres Ríos, en el año 2000. Xpunkha realiza sus primeros ensayos en la cochera de los Cordero, cerca del abastecedor de Los Almendros, en Tres Ríos. Su miembros fundadores son Lukretia Mindless en las vocales, P4U10 en la batería, el Pez en el bajo, con Dyonisus Drunkness y el Huevo en las guitarras. Lukretia, de 21 años, leía poesía con Los Poetas Malditos en las Noches de las Musas del Teatro Skené. P4U10, de 20, tocaba rap-core con la banda PLOT. Huevo tiene 24 y ya ha tocado en Super 8, Celebro Idiota, Cannabis y Avance 22, un veterano comparado con el resto. Los otros dos tienen entre 20 y 21, y tampoco tienen mucha experiencia.

Lizzy Lynda Punky, Ariadna, El Hechizo, Marvin, Canción Para Lorena. El primer repertorio de Xpunkha, en su mayoría inspirado por P4U10, anuncia la avalancha venidera. Costa Porno, Street Brain Parafernalia, El Cirko, Blankanieves Mala Ostia, Oh Mi San Pedro. La reputación de la banda crece como la espuma gracias a sus explosivas presentaciones, letras cargadas de poesía y su incomparable presencia escénica. Logran encontrar su hogar entre las bandas que conforman la Vieja Escuela, formando parte de la trinidad del punk callejero junto con UFO y Seka. A pesar de su lugar privilegiado dentro de la comunidad punk, Xpunkha resiste a dejarse etiquetar como tal, insistiendo que lo que ellos viven es el rock'n'roll, y que eso no es un género musical, si no una cultura, un estilo de vida.

Xpunkha - Costa Porno

En el 2002 sacan su disco Sin Control Mi Rock'n'Roll, grabado en su natal Tres Ríos con un sonido de ultratumba. También les eleva el perfil su ética laboral, que les impide rechazar cualquier invitación a tocar. Su movida agenda los lleva a presentarse frente a todo tipo de público a través de todo el país, a veces con cinco fechas en un mes y hasta dos fechas en un mismo día. Ese mismo año Dyonisus se retira; la leyenda cuenta que se fue a vivir cerca del mar. Su reemplazo es Markony Della Maffia, un jóven talento que comparten con AlterK2.

Son invitados a tocar en el Rock Fest del 2003. Al ser acusados de vendidos por tocar en un festival asociado con "bandas fresas", Xpunkha contesta que su ética les impide rechazar un compromiso formal, y que ellos van adonde los invitan, como siempre lo han hecho. Su presentación asombra a un público que no está preparado para ese tipo ferocidad en un escenario, la gran arma secreta del punk finalmente revelada ante el público nacional. Ese mismo año entra Lufis a reemplazar al Pez. Lufis proviene de la banda El Principio Del Final y durante el resto de su carrera será asociado con el Punk Herediano. Las canciones fluyen como el agua. Días de Vino y Rosas, Poker 808, Sangre en tus Manos, Sekretaria Marka Diablo, Evangelio Dr. Kokaína, Korazón Lascivo, Parke Morazán. Su canción Street Brain Paraphernalia, tomada de su disco debut, es incluída en una popular compilación de la productora Vieja Escuela y más gente logra descubrir la banda. Están en la cresta de la ola.

Xpunkha - Street Brain Paraphernalia

Durante el 2004 son teloneros en el concierto de Misfits que produce Darren Mora, junto con la crema y nata del punk de la época: Teatromocracia, Código Penal, UFO. Su show es aplastante y logra convertir hasta el más escéptico, siendo recordados aun hoy como uno de los puntos altos del evento. El 2 de septiembre son la portada de la sección de Entretenimiento del periódico La Nación, lo cual aumenta aun más su visibilidad. Empiezan a grabar su siguiente disco, -títulos potenciales: Cabaret Xpunkha o Cancionero de un Bandido-, pero este no logra concretarse. De las sesiones sólo se rescata la impecable Penthouse Empresario, que debuta ese diciembre en Punto de Garaje en Radio U. Es tal vez el mejor documento del Xpunkha de esos primeros años, todo violencia y confrontación cultural.

Xpunkha - Penthouse Empresario

En el 2005 Lufis se retira de la banda, reemplazado por Pez, que regresa por unos meses antes de ser relevado por Deadly Hanson (Los Cuchillos). Huevo, presionado por las obligaciones de la vida adulta, se sale de la banda y su lugar lo ocupa Erick el Rojo, guitarrista del mismo barrio donde origina la banda en Tres Ríos. Para el 2007 la batería la ocupa Czar, después de que P4U10 decide dedicarle más tiempo a su primer amor: los motores. Czar no tarda en cumplir su ciclo y en el 2008 llega Papilla (Rejuntados) a la batería. Hanson se sale de la banda en el 2010 y Xpunkha sufre su último cambio. Un viejo amigo de Erick, compañero de él en Segundo Fragmento, se incorpora. Es conocido como Chax y está lleno de música.


Chax es Esteban Chacón Rojas. Crece en una casa antigua en San Francisco de Goicoechea, entre la Iglesia de Ladrillos y el desaparecido Club Capone en El Pueblo. Durante su infancia, su papá y su mamá a menudo lo encuentran echado en el piso, la oreja pegada al parlante del equipo de sonido. Descubren que a veces es la única forma de calmarlo.

En la escuela no hay parlantes, por ende hay quejas y diagnósticos de déficit atencional e hiperactividad. Llegan mensajes acusatorios de sus maestras detallando como pasa el tiempo golpeando su escritorio con un par de lápices, llevando ritmos. Chax pronto descubre que, al igual que antes, esos ritmos son la única forma de calmarlo. Su salvación está en los sonidos. Su primer amor es el sonido del punk californiano de los 90, seguido por una serie de bandas desconocidas que descubre gracias a un primo que vive en el extranjero.

Descubre internet y eso le cambia la vida. Aprende de lugares, gente e historia, y los testimonios de tantos discos y cassettes se vuelven cada vez más cercanos y familiares. Le dan un contexto y se lanza a descubrir el propio. Su primer contacto con la escena local es No Importa de Malditos de Verde. Se obsesiona y la escucha repetidamente. Se sumerge por completo en la escena. Viajes a La Finca en Cartago, Picachos, las repetidas visitas de 2 Minutos, el breve momento de gloria de Destiny, conciertos en Acosta, en Palmares, en los Santos. Estos son sus años formativos.

Malditos de Verde - No Importa

Se da cuenta como dos perfectos desconocidos conectan a través del arte y la música, como se resumen años de intimidad y conversaciones. Se reconoce en los demás y otros se reconocen en él. Siente el poder de la música como dínamo de una comunidad. Establece lazos y hermandad con gente que nunca había visto antes, algunas se conservan como momentos perfectos y separados de todo en su memoria, y otras desencadenan en años de historias compartidas.

Segundo Fragmento - Derribando Mitos

Desde los 15 empieza a componer cosas en su cuarto, lejos de orejas curiosas. A veces en reuniones de amigos o con familiares se anima a sacar la guitarra, o toca un par de covers en el colegio. Finalmente se une a Segundo Fragmentosu primera banda, a los 17. Su motivación principal es su absoluta incapacidad de no hacerlo, esa imperativa furiosa que lo mueve y lo mantiene vivo. El tocar ahí le permite conocer a los músicos con los que luego tocaría en Xpunkha, muchos años después.

Una llamada telefónica de Erick en el 2010 lo pone en el mapa musical nacional a gran escala. Recibe unas maquetas y ese mismo fin de semana, en Area 51 en los Yoses, ensaya por primera vez con ellos. No han dejado de tocar juntos desde ese momento. Es el bajista de Xpunkha, pero Chax mantiene su trabajo propio celosamente guardado, siendo su más temible crítico. Como creador individual mantiene su arte lejos de los escenarios grandes, compartiendo sus canciones en las sesiones de micrófono abierto que se abren el último sábado de cada mes en el renombrado bar Copas, en San Pedro.

Xpunkha - Sin Control Mi Rock'n'Roll

Durante el 2013, Xpunkha es invitado a una nueva edición del Rock Fest y lanza un sencillo nuevo para festejarlo. Es su primera grabación en más de ocho años, y es la segunda grabación profesional de Chax, quien había grabado un sencillo con Segundo Fragmento años antes de salirse de la banda en el 2011. Pasaría poco tiempo antes de grabar profesionalmente de nuevo.

Después de muchos años luchando con grabaciones caseras para documentar su trabajo, realizadas sin asistencia ni conocimiento formal, en el 2014 es seleccionado para grabar un puñado de sus canciones personales en el proyecto L.E.S. Express de Bernal Chaves. El resultado del proceso le abre los ojos sobre la importancia de dejar evidencia de su trabajo. Sube las canciones a internet y se dispone a continuar produciendo material de forma artesanal, desde su casa, a como dé lugar, aunque tenga que luchar contra sí mismo para lograrlo. Con sólo la presencia de esta música en redes -libre y gratuita-, se empieza a crear algo de bulla sobre su obra. El material es fácilmente accesible y empieza a circular. Chax recuerda la más importante lección de la escena que lo vio crecer: el fondo, la esencia, vale muchísimo más que la forma. A pesar de su buen recibimiento, Chax no debuta su trabajo oficialmente en eventos públicos.


En el 2015, después de un confuso año de silencio e introspección, Xpunkha disfruta un anticipado regreso a los escenarios. Se reactiva su intención de grabar un segundo disco y se ve su nombre aparecer en cada vez más eventos, que al parecer son cuidadosamente seleccionados. La renovada actividad les trae a todos los miembros de la banda un equilibrio, un balance esencial en sus vidas, y les devuelve un fuego particular que se reconoce en cualquier lado. Su concierto de regreso en el Festival del Corazón el 14 de Febrero no fue nada menos que milagroso y absolutamente contundente.

Conozco formalmente a Chax justo después de este regreso, en un concierto acústico en el Lobo Estepario donde tocan Chepe Esquivel, Adrián Poveda y Esteban Rodríguez. Su mirada atenta e intensa absorbe todo lo que sucede alrededor, con su capacidad de observación detallada solo siendo interrumpida por la emoción que siente al escuchar sus canciones favoritas. Pasa poco a poco de la quietud a la euforia, termina el concierto sudando y cantando cada canción. Hay un puente entre nosotros. Me reconozco en él. Cruzamos un par de palabras. Lo vuelvo a ver una semana después en otro concierto, con la misma actitud silenciosa y atenta, saboreando los sonidos, atento al ruido de los parlantes. Un niño descubriendo el mundo, listo para estallar.

Chax en Bandcamp.